31 agosto, 2019

El Dr. Rodrigo Segura de nuestro Instituto explica, en un artículo del periódico LUN, el funcionamiento de un recubrimiento basado en nanotubos de carbono verticalmente alineados, que es capaz de absorber la mayoría de la luz incidente y otorga a las superficies la tonalidad de negro más oscura conocida hasta la fecha. Esta tecnología está siendo utilizada en la industria aeroespacial y una conocida marca de automóviles ha sacado al mercado un modelo pintado con este recubrimiento que da un aspecto de planaridad debido a la casi nula reflexión de la luz en su superficie.

Ver noticia